Últimos temas
» Dudas, Quejas y Sugerencias.
Lun Mar 20, 2017 4:57 pm por Khorgrim Acero Sombrío

» ¡A la yugulaaaar!
Mar Ene 24, 2017 7:01 am por Aktaena Nevekia

» Camino por las montañas del norte [Aramintia]
Jue Ene 05, 2017 1:07 am por Aramintia Kindred

» Registros de Pb
Jue Dic 29, 2016 9:23 pm por The Goddness

» Los dos ejercitos [Trama]
Miér Dic 28, 2016 8:14 pm por The Inferno

» Peligros en el Norte [Minitrama]
Miér Dic 28, 2016 7:46 pm por The Inferno

» Viaje en Barco [Libre]
Miér Dic 28, 2016 6:08 pm por The Melampus

» Reunión de negocios [Arnviðr Bergfalk]
Miér Dic 28, 2016 4:15 am por Darkon Filomortal

» Novedades & Anuncios
Sáb Dic 24, 2016 1:30 am por The Reaper

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Afiliaciones
Expectro Patronum

φ Soberano de la Inmensidad φ

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

φ Soberano de la Inmensidad φ

Mensaje por Dargosh el Miér Dic 07, 2016 7:53 pm

Dargosh


  • Nigromante
  • Yokai
  • Daemon
  • Herrero Demoníaco (Nvl 4) y Déspota Minero (Nvl 4)
  • Entropía del Caos
  • Masashinaekto
  • 346 años
  • 299 (Cm)/272 (Kg)


Historia del Personaje


Dio comienzo a su vida en un rugiente cantar de enardecida cólera, rodeado de abominables hermanos en una marcha de violencia incomensurable en una búsqueda de profana conquista sobre la tierra, el aire y todas las cosas tangibles y no. En una época y lugares donde el caos fluía entre las briznas de hierba tornándolos crueles látigos de malformada energía que bullía y los muertos se apilaban en grandes colinas que eran devoradas a manos llenas, hinchando los gaznates y atragantando los cuellos con cientos de litros de sangre ennegrecida por la podredumbre. Donde los huesos eran trofeos y no existía el miedo, pues en su lugar había sido transformado por un irrefrenable deseo, una NECESIDAD de matar y morir haciéndolo que no conocía mesura alguna. En esta época de excesos macabros nació el demonio Dargosh, Soberano de la Inmensidad y autoproclamado Fin de Todos los Destinos, un ser de un hambre genuina, conformado por las energías mas negras que los retorcidos Dioses del Caos encontraron con el fin de conformar un ser de una oscuridad tan profunda, que ni siquiera la luz escaparía a sus garras. Nacido con un vacío tan abismal en su interior, Dargosh era furia animal, salvaje violencia y un depredador tan desesperado como angustiosamente perspicaz. Devoraba la carne, las almas arrancadas de la misma y a todo ser que poseyera un espíritu inmortal. Todo, conformaba su miserable alimento, nada parecía ser suficiente y en ese vacío tan profundo, Dagosh no halló paz alguna en sus irrefrenables matanzas, donde la carne bajaba su incorpórea garganta hasta llegar a ninguna parte, donde las almas de los inocentes eran atrapadas en grandes grupos y engullidas con brutalidad infausta

- "¡Nada me sacia! ¡Nada me alimenta! ¡No puedo vivir así! ¡DADME MAS!"

Gritaba a sus desgraciados subalternos, que recorrían el mundo para entregarle las almas y los cuerpos de los héroes y villanos de mil naciones distantes y aun así, el cruel demonio Dargosh jamas dio su hambre por acallada. El tiempo incluso, le hizo posar su mirada sobre sus esbirros, que fueron devorados todos ellos en una sola noche de aullidos demoníacos de agonía y lujuria sin final. Dargosh ya no conocía lealtad pues, no vio en el mundo mas que una sucesión interminable de necesidad, su existencia, en un principio insoportablemente excitante ahora se ennegrecía. Ansioso, se convirtió en el cruel enemigo de miles de seres, protagonista de incontables historias macabras de hambre y lujuriosa necesidad de devorar. Guerrero formidable y conocedor de las mas antiguos maleficios oscuros, en Dargosh no moraba mas que el ansia y la insatisfacción. En el momento en el que su muerte estuvo cerca, a manos de un inconcebible héroe que abatió a la negra bestia de tenebrosa entropía, Dargosh, postrado en el suelo y contemplando su glorioso porte, alzó la mirada hasta encontrarse con la suya y se sintió intrigado, a pesar de sus últimos momentos.

- "¿Donde reside tu fuerza?" ¿No estas hambriento como yo, hombre? ¿No te consume un deseo de irrefrenable avidez? No concibo un mundo desprovisto de tamaña maldición... ¿Acaso tu si?"

El hombre, glorioso campeón como era, alzando su arma para ejecutar el golpe final y con la mirada clavada en los pálidos ojos del demonio, murmuró maldiciones ancestrales hasta alzarla del todo, desvelando entonces su secreto.

- "Cruel, vil y despreciable demonio. Claro que estoy hambriento. Quiero tu cabeza, por todo lo que me has quitado antes de darte este final tan merecido; por todo el amor que he perdido, por los amados hijos que me arrebataste, por una amistad que pisoteaste sin pudor ¡Por una vida despreciada por un ser que ni siquiera comprende su imperdonable pecado! ¡Muere, maldita sea! ¡Te maldigo desde lo mas profundo de mis entrañas!" - Exclamó, y esas palabras que esgrimió pronto calaron en ese vacío que Dargosh siempre había sentido ¿Se alimentó de lo que debía? Con un veloz movimiento de su larga lengua envolvió al campeón con una fuerza muy superior a la suya, asfixiandolo y quebrando sus huesos ante su impotencia y su mirada desencajada clavada en el demonio, que comenzaba a alzarse de nuevo con un renovado interés.

Al tiempo que la sangre descendía sobre su lengua ceniza, Dargosh comprendió que quizás... se equivoco sin remedio.

"El mundo tiene mucho que ofrecer, tanto que no supe verlo a pesar de mi larga edad ¿Cuanto tiene que ofrecerme? ¿Es ese amor tan grande para enfrentarse a mi en su defensa? ¿Son esos hijos tan propensos al amor como he presenciado en mi vasta existencia? En mi esta entonces el final de ellos. Mi estancia en este universo... no debe acabar."

Datos sobre la Raza

(Solo para Meerfolk, Hadas, duendes y Pukas)

Otros datos

  • Con casi cuatro siglos de existencia, Dargosh es un ser veleidoso, con un lenguaje muy superior a lo que su tamaño podria sugerir y una inteligencia elocuente y vivaz.
  • Creado en un vacío tan profundo como sus propias entrañas, Dargosh jamas recordará su concepción y de hecho, no le interesa. Pues su origen ya no le sugiere ninguna lealtad, mas bien, le resulta indiferente.
  • Dotado de una moralidad tan gris y cambiante como los tiempos, no duda en combatir demonios, muertos vivientes como a nobles e inocentes doncellas. En su afán por el hedonismo que le promueve, nada es suficientemente sagrado o profano.
  • En sus mas sinceros deseos reside una intencion, mas que declarada, de enamorarse y sentir toda esa grandeza esperando que con ello el vacío que jamas ha dejado de sentir, se calme. Jamas ha sentido nada parecido y dada su condición, nunca ocurrirá.


Dargosh

Daemon, Nigromante Nv1


avatar
Destreza : -
 
Reflejos : -
 
Poder : -
 
Voluntad : -
 
Potencia : -
 
Colisión : -
 
Vitalidad : -
 
Stamina : -
 
Monedas20
 
Mensajes : 2
 
Fecha de inscripción : 07/12/2016
 

Ver perfil de usuario
Daemon, Nigromante Nv1

Volver arriba Ir abajo

Re: φ Soberano de la Inmensidad φ

Mensaje por The Reaper el Miér Dic 07, 2016 10:37 pm

Aceptado

avatar
Monedas169
 
Mensajes : 67
 
Fecha de inscripción : 30/10/2016
 

Ver perfil de usuario
Admin

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.