Últimos temas
» Dudas, Quejas y Sugerencias.
Lun Mar 20, 2017 4:57 pm por Khorgrim Acero Sombrío

» ¡A la yugulaaaar!
Mar Ene 24, 2017 7:01 am por Aktaena Nevekia

» Camino por las montañas del norte [Aramintia]
Jue Ene 05, 2017 1:07 am por Aramintia Kindred

» Registros de Pb
Jue Dic 29, 2016 9:23 pm por The Goddness

» Los dos ejercitos [Trama]
Miér Dic 28, 2016 8:14 pm por The Inferno

» Peligros en el Norte [Minitrama]
Miér Dic 28, 2016 7:46 pm por The Inferno

» Viaje en Barco [Libre]
Miér Dic 28, 2016 6:08 pm por The Melampus

» Reunión de negocios [Arnviðr Bergfalk]
Miér Dic 28, 2016 4:15 am por Darkon Filomortal

» Novedades & Anuncios
Sáb Dic 24, 2016 1:30 am por The Reaper

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Afiliaciones
Expectro Patronum

Romeo Nabreus {ID}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Romeo Nabreus {ID}

Mensaje por Romeo Nabreus el Dom Nov 20, 2016 2:52 am

Romeo Nabreus


  • Clase: Mago
  • Raza: Humano
  • Sub-Raza: Tocado
  • Profesión: Pescador
  • Origen: Imperio
  • Resisdencia: Nómada
  • Edad: 26
  • 179 (Cm)/70(Kg)


Historia del Personaje


Romeo Nabreus nació en uno de los peores momentos posibles: poco después de una escaramuza del Reino del León, en la ciudad portuaria de Liakes. Su madre, hija de marineros que nunca regresaron tras una expedición al Archipiélago de la Perdición, tuvo que ganarse la vida como buenamente pudo desde su adolescencia más temprana. Marchó a la frontera con el Reino del León, donde un par de hombres del ejército le prometieron comida y alojamiento por su servicio en uno de los tantos asentamientos en pie de guerra con el reino vecino... pero la suerte volvió a abandonar a aquella mujer de cabellos oscuros y corazón claro, una noche en que el calor del conflicto asoló directamente al campamento en que estaba durmiendo... en las ruinas del que fue un ostentoso palacio de un duque ya olvidado. Huyó todo lo rápido que pudo, viendo la sangre verterse en aquella tierra vírgen y fértil; podía sentir los pies descalzos sucios y congelados, cuando tropezó con algo y cayó al suelo. Un hombre de mirada fuerte y poco dinero la volvió suya por una noche. Tras el incidente, sobreviviendo junto al resto de mujeres que no participaron en el conflicto ni se resistieron a los bravos vencedores, se marchó con lo poco que le quedaba de orgullo en busca de comida. De pueblo en pueblo la conocían por ser una mujer muy pragmática capaz de llevar a cabo cualquier trabajo del montón, y aunque no supiera escribir se volvió rápidamente sabia como la que más. Tras ahorrar con muy duro esfuerzo durante medio año, pudo rentar una modesta choza dentro de las murallas que protegían la ciudad de Liakes: tres meses después, dio a luz a su primer y único hijo.

El chico nunca comprendió cómo pudo, a pesar de todo, seguir llevándole con orgullo dentro de su vientre, y sentir un amor y cariño tan fuerte hacia él recordándole tantísimo al hombre que le hizo aquellas cosas. Romeo sabía desde el primer día que su padre no era una buena persona, pero tampoco creía que ser un bastardo en una relación tan esporádica y cruel fuera algo malo... Es decir, él no deseaba nacer de esa forma... pero si había sucedido, ¿por qué martirizarse? La culpa era de aquel bruto, razón por la que él llegó al mundo. Dentro de lo que cabe para un chico como él, su vida tampoco estuvo tan mal: jugaba siempre que podía, tenía un montón de amigos y el río siempre se mostraba generoso cuando tiraba las redes al agua. Al igual que el resto de niños, su adolescencia estuvo ligada a mujeres, vino, trabajo duro y aspiraciones con querer más. Y al igual que el resto de chicos de la ciudad, sabían que nunca lograrían salir de sus mugrientas casas y conseguirían(como mucho) alguna mención de honor otorgada por el Emperador si conseguían sobrevivir a alguna guerra importante... y ni siquiera en ese caso estaban del todo seguros en que abandonarían esa vida.

Por suerte, la suerte sonrió mucho más a Romeo de lo que lo hizo con su envejecida y adolorida madre: cuando cumplió los dieciséis años, una serie de magos imperialistas rastrearon los residuos mágicos que emitía su cuerpo del mismo modo en que unos sabuesos olisquean el rastro de su presa. Los hechiceros interrumpieron en su humilde morada, y cuando su madre les vio no se impresionó lo más mínimo: les ofreció un poco de vino y un mendrugo de pan, y declinando la oferta les explicaron que la magia era muy caprichosa... Tanto, como para escoger como recipiente mortal de su poder a un muerto de hambre como lo era Romeo. "Ningún maléfico debe desaprovechar su poder", fueron las palabras del más anciano de todos aquellos magos. Tras una emotiva despedida, donde la mujer que le dio cobijo se alegró tantísimo de que la suerte de su hijo cambiase como para llorar a mares, le hizo prometer que jamás volvería a aquella sucia morada y que lograría ser todo lo que quisiera en la vida. Tras jurar una promesa vacía, y sintiendo un vacío muy extraño envolviéndole, Romeo abandonó a su madre para ingresar en la Academia de Magia de la ciudad de Sangunria.

Tras más de diez años de entrenamiento y formación(dicho sea de paso, un millón de azotes de sus maestros por indisciplina y también un par de infartos espontáneos de sus profesores más ancianos...) Romeo abandonó la Academia de Magia tras jurar lealtad, como cualquier otro aprendiz de mago que nació dentro de sus límites, al Imperio y al Emperador. Ahora se encuentra viajando por todo el mundo de un lado para otro, en una "búsqueda de conocimiento" que realmente es una excusa para pasárselo bien, conocer chicas guapas y emborracharse hasta caer desmayado. Pero, ¡eh! Todo jurando lealtad al Imperio, por supuesto.

Datos sobre la Raza

(Solo para Meerfolk, Hadas, duendes y Pukas)

Otros datos

  • La mayor parte de sus poderes mágicos residen en las constelaciones, cuerpos celestes y composición del universo(Magia Planetaria)
  • A pesar de que no se considera abraxantrista, guarda un gran respeto por Jevés, el Gran Juez
  • Es muy diestro con la canalización de la magia a través del habla ó sus expresiones más perfectas(magia pura). Por desgracia, es más "ruidoso" que la mayoría de magos... por lo que sus residuos mágicos(espectro mágico) son más llamativos y fáciles de encontrar
  • Suele vestir con ropajes de expedición: a él la ostentosa ropa de seda que visten algunos magos no le gusta. No lleva encima ninguna evidencia de su vínculo con el Imperio, lo que le ahorra explicaciones si le apetece darse un paseo por el Reino del León ó la Confederación dado que estos dos países son hostiles con el lugar donde ha nacido y al que ha jurado lealtad
  • Respecto a su juramento... Menos mal que sólo es palabrería, ¿verdad? En realidad, no está seguro de querer dar su vida por el Emperador. Por suerte, nadie sabe ésto


Romeo Nabreus

Humano, Mago Nv1


avatar
Destreza : 2
 
Reflejos : 13
 
Poder : 6
 
Voluntad : 13
 
Potencia : 35
 
Colisión : 5
 
Vitalidad : 95
 
Stamina : 110
 
Monedas80
 
Mensajes : 16
 
Fecha de inscripción : 19/11/2016
 
Localización : Beyond the sea ♫
 

Ver perfil de usuario
Humano, Mago Nv1

Volver arriba Ir abajo

Re: Romeo Nabreus {ID}

Mensaje por The Oracle el Dom Nov 20, 2016 4:42 am

Aceptado


avatar
Destreza : 3
 
Reflejos : 12
 
Poder : 0
 
Voluntad : 0
 
Potencia : 0
 
Colisión : 0
 
Vitalidad : 0
 
Stamina : 0
 
Monedas257
 
Mensajes : 118
 
Fecha de inscripción : 28/10/2016
 

Ver perfil de usuario http://www.oracle-of-ages.com
Admin

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.