Últimos temas
» Dudas, Quejas y Sugerencias.
Lun Mar 20, 2017 4:57 pm por Khorgrim Acero Sombrío

» ¡A la yugulaaaar!
Mar Ene 24, 2017 7:01 am por Aktaena Nevekia

» Camino por las montañas del norte [Aramintia]
Jue Ene 05, 2017 1:07 am por Aramintia Kindred

» Registros de Pb
Jue Dic 29, 2016 9:23 pm por The Goddness

» Los dos ejercitos [Trama]
Miér Dic 28, 2016 8:14 pm por The Inferno

» Peligros en el Norte [Minitrama]
Miér Dic 28, 2016 7:46 pm por The Inferno

» Viaje en Barco [Libre]
Miér Dic 28, 2016 6:08 pm por The Melampus

» Reunión de negocios [Arnviðr Bergfalk]
Miér Dic 28, 2016 4:15 am por Darkon Filomortal

» Novedades & Anuncios
Sáb Dic 24, 2016 1:30 am por The Reaper

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Afiliaciones
Expectro Patronum

Uttir a'Fnur

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Uttir a'Fnur

Mensaje por Uttir a'Fnur el Miér Nov 30, 2016 12:14 am

Uttir  a'Fnur


  • Estratega - General
  • Enano
  • Noble agremiado (Joyería Nv4) y erudito cartógrafo (Profesor Nv4)
  • Nacido y residente en Reino del León
  • 77 años
  • 148 cm. / 88 Kg.


Historia del Personaje

No hay raza de más nobles propósitos y antiguas tradiciones que la de los enanos, y quién niegue esto probablemente lo haga porque es un condenado elfo de orejas puntiagudas y mentón lampiño. Estos puñeteros guardabosques no tienen apenas sentido del humor.

La raza enana es probablemente, como decía, la más orgullosa de todas, y ¿cómo no serlo? La historia de sus linajes se cuenta en centenares de años y requeriría de la vida de varios escribanos para compilar tan sólo las más grandes de sus proezas. Pero los enanos saben también de modestia y han aprendido a no mirar por encima del hombro a otros seres, por lo que no vamos a entretenernos con alabanzas. Bastará con esto para ver el orgullo de éstos por su pueblo; dignidad que yo, como otro de los hijos de la montaña, profeso igualmente.

Nací en las entrañas de la tierra hace ya más de tres partes de siglo como descendiente de la antigua casa Alfnur, hoy comúnmente denominada Fnur o a’Fnur, y en mi séptimo día me pusieron nombre. Se me conoce desde entonces como Uttir a’Fnur.
Las vicisitudes de mi vida y mis escritos personales interesarán poco al lector, pero tal vez convenga en saber algunos apuntes. Nacido como primogénito de unos padres no demasiado preocupados por la sucesión, crecí como debiera: aprendiendo alegremente, entre libros polvorientos y tutores amables que no atosigaban demasiado. Demostré aptitudes y me dediqué a mi cometido de entonces con empeño y no menos compromiso, seguido con el tiempo de mis hermanos. Esta dedicación y paciencia las he mantenido hasta el día de hoy y muy a menudo me han sido útiles, pero las edades de aventuras, que atrapan a todos, me llegaron a mí también.

Desde mi juventud he honrado a los míos en tiempos de paz y en tiempos de guerra. He aprendido a tallar las joyas de las profundidades y a empuñar arma y escudo para hacer frente al enemigo. Con la destreza de mis manos he aprendido a dar forma a los frutos más preciosos de la tierra en el taller, y con la resiliencia que nos caracteriza he combatido junto a mis congéneres y aliados en batalla. He viajado y he aprendido unas cuantas cosas; he conocido a muchos de otras razas, he hablado con ellos e invitado a algunos, quizá conocido a un puñado; he contemplado mapas de tierras extrañas y épocas pasadas, olvidadas por casi todos; he encontrado compañeros y perdido a otros tantos.

Ahora me dispongo a forjar ya los últimos eslabones de la cadena simbolizará mi vida. Los embates primerizos de la edad avanzada, conjurados con antiguas heridas que castigaron mis huesos, me han alejado de la vida inquieta y violenta, y me ha mostrado otro lugar donde servir y honrar a mis barbados ancestros. ¡Pero me niego a dejarme caer en sillas con almohadones! Mis huesos temen golpes de martillo como los de los enemigos de antaño, pero aún pueden sostener a este cuerpo. Ahora será mi mente, mi experiencia y mis conocimientos los que apuntalarán cada nuevo día de los enanos. Los míos me han honrado con su confianza para dirigir a sus seres queridos en la defensa de nuestros hogares, ¡y Uttir a'Fnur no faltará a esa confianza!

Sepa pues, querido lector, que este enano todavía no desvaría en un sillón frente a la chimenea y aún le falta para ser enterrado; a estas manos callosas y barba blanca les queda mucho que hacer.

Datos sobre la Raza


Otros datos

  • Hace años que los huesos de los brazos de Uttir se resienten de los martillazos de aventuras marciales. Estas viejas heridas de guerra y algún que otro accidente, sumado a su edad, han castigado el cuerpo de Uttir; aunque aún se mantiene activo, sus brazos no pueden empuñar las armas y sostener el escudo como lo hiciera antaño. Aconsejado por los suyos, y aún a regañadientes al principio, el enano ha abandonado la acción directa por una vida algo más sosegada, donde su contribución a los suyos sea más valiosa.
  • Uttir se enorgullece de su legado y vive para honrar la tradición, pero se considera sobretodo un ser pragmático. Con un carácter fuerte, testarudo y voluble, ¡ay de los vagos e ineptos que provoque su ira! El viejo enano es capaz de mantener el buen temperamento, e incluso de alguna que otra sutileza, si está de buen humor o resuelto a alcanzar algún objetivo, pero de juzgar que se ha terminado el tiempo de las paparruchas, mostrará su desacuerdo con mayor rudeza y determinación aún.
  • Recibir educación acorde con su condición social le permitió destacar pronto como un aprendiz apasionado. Gobernado como todos por el afán propio de la juventud durante ésta, desempolvó su formación para servir como estratega. Es, además, un joyero mañoso y un notable erudito de la historia y, especialmente, la cartografía, que es su gran pasión. Los mapas y las piedras preciosas son de las pocas cosas que lograrán hacerle salir de su tierra y su casa.
  • Siente curiosidad por el estudio de los idiomas, aunque lo mantiene en secreto porque, la verdad, se le da francamente mal.
  • Disfruta de un buen tabaco y algo que beber. Detesta los licores.
  • Valora la inteligencia y no soporta a los estúpidos. Si te considera como tal, te llamará 'martillo de mollera' o 'clavaclavos' (dado que entenderá que es para lo único que sirve tu cabeza).


Uttir a'Fnur

Enano, General Nv1


avatar
Destreza : 1
 
Reflejos : 1
 
Poder : 1
 
Voluntad : 1
 
Potencia : 1
 
Colisión : 1
 
Vitalidad : 1
 
Stamina : 1
 
Monedas26
 
Mensajes : 4
 
Fecha de inscripción : 13/11/2016
 

Ver perfil de usuario
Enano, General Nv1

Volver arriba Ir abajo

Re: Uttir a'Fnur

Mensaje por The Reaper el Miér Nov 30, 2016 4:24 pm

Aceptado

avatar
Monedas169
 
Mensajes : 67
 
Fecha de inscripción : 30/10/2016
 

Ver perfil de usuario
Admin

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.